logo_archivex

Secreto profesional en psicología

Por Miranda Bravo @ 03/07/2024

Legalidad
Ver otros artículos de Archivex Clinical Academy

secreto profesional psicología

Puede que el secreto profesional sea el principio ético más relevante y con mayor implicación en psicología. A grandes rasgos, consiste en gestionar confidencialmente la información que se obtiene a partir de los datos recabados en las sesiones con el paciente.

Es un hecho, la confidencialidad que un psicólogo debe mantener sobre las charlas con sus pacientes está detallada en el código deontológico de la psicología. Se trata de un deber ético de aquellos que ejercen como psicólogos y que les obliga a guardar el secreto profesional de todo lo que cuente el paciente en terapia.

¿Cómo se gestiona la información?

Como psicólogo, debes saber que todo lo que te cuenta un paciente es información privada; las historias clínicas, los informes o los análisis de los casos se deben quedar bajo llave. Es de lógica, al final se tratan datos privados de mucha gente.

Las personas que acuden al psicólogo, se sienten más cómodas y seguras, sabiendo que la información que revelan es confidencial.

Sin embargo, hay situaciones que afectan a este secreto, como pueden ser las charlas con los padres de un menor que acude a terapia. Evidentemente, les tienes que comentar lo relevante a su hijo para que ellos también puedan ayudarle. Aunque debes tener siempre una cosa presente, la información que facilites no debe condicionar nunca el futuro de tu paciente.

Otra cuestión puede ser cuando quieras publicar un caso o realizar una ponencia en algún congreso. En estas ocasiones, es fundamental contar con la autorización expresa del paciente y, por supuesto, tener todas las precauciones necesarias para no generar daños o perjuicios. Te aconsejamos mantener siempre la privacidad de la persona en cuestión, normalmente se cambian detalles como nombres, fechas y datos no relevantes para el resultado del estudio. De todas formas, nunca está de más consultarlo con un abogado o buscar asesoramiento legal que te pueda sacar de dudas.

¿Y cuándo se termina la terapia? Si alguna vez te lo has preguntado, la respuesta es sí, el secreto profesional debe continuar una vez que el paciente deja de acudir a terapia. Ese informe con su evolución y toda la información compartida debe permanecer amparada por el secreto profesional, incluso si se da el caso de fallecimiento del paciente.

Cuestiones problemáticas en el secreto profesional

A lo largo de tu carrera como psicólogo atenderás a muchos pacientes, pero en algunos casos las situaciones pueden contar con cierta complejidad, lo que te hará tener que escuchar atentamente y tomar decisiones difíciles.

Aunque se trata de un tema que debes comentar con un asesor legal, a continuación te mostramos algunas recomendaciones para que sepas cómo afrontar la situación si te encuentras con alguna de estas circunstancias.

Recuerda actuar con sentido común y siempre velar por el bienestar de tus pacientes.

1. Abuso sexual, físico o psicológico

Estos temas, por desgracia, son bastante frecuentes, pero por miedo no salen a la luz y las personas guardan silencio. Tanto si es el paciente quien te lo comenta o si eres tú quien sospecha que puede tratarse de algo así, lo primero que debes hacer es actuar con prudencia para no empeorar la situación.

Una vez hayas realizado las preguntas oportunas y hayas confirmado si se trata de un abuso real; quizá debas reportarlo a las autoridades pertinentes inmediatamente, así como a los familiares más cercanos si se trata de un menor.

2. Riesgo de suicidio

Según el National Institute of Mental Health, la depresión es uno de los principales factores que hace a las personas acudir a terapia y estar en riesgo de suicidio. Es cuando los pensamientos autodestructivos llegan a un nivel preocupante, cuando se debe actuar en consecuencia.

Además, hay más motivos como pueden ser el dolor crónico, antecedentes, exposición a situaciones traumáticas o pérdida de una persona cercana…

Si en alguna sesión salen a la luz este tipo de comentarios, ya sabes que debes mantener la calma y no dar por hecho que hablar de ellos suponga que se van a llevar a cabo estas acciones. Como profesional, sabes cómo lidiar con esto y cómo continuar con la terapia para ayudar a la persona y tratar de avanzar para dejar atrás esos pensamientos.

Podrías plantearte romper el secreto profesional si el riesgo que se percibe es inminente. Eso sí, te recomendamos informarte bien antes de dar cualquier paso que pueda suponerte problemas como profesional si realizas una práctica que pueda romper esa confidencialidad.

3. Situaciones de riesgo para otros

Si observas que tu paciente está involucrado en circunstancias que ponen en peligro su vida o la de otras personas, quizá sea aconsejable ponerlo en conocimiento de las autoridades.

Algunos ejemplos podrían ser: amenazas de muerte, negligencia en el trato con menores, tener constancia de una situación concreta que pone en riesgo la vida de otra persona…

Al igual que en el supuesto anterior, para poder romper con la confidencialidad, la circunstancia debe ser de extremo peligro o inminente, ya que puede dejar al paciente en situación de vulnerabilidad. No obstante, nunca está de más consultar cada caso concreto con tu abogado o tu colegio de psicólogos.

4. Procesos judiciales

En el caso de que un paciente se vea envuelto en un proceso judicial, podría llegar a suceder que te veas obligado a revelar información confidencial. Aun así, se trata de un tema muy delicado y con matices concretos en cada caso que te pondrán en una posición compleja.

Aunque esperamos que nunca te ocurra, otro caso distinto sería si recibes una denuncia por parte de un paciente y debes defenderte de la acusación, puedes protegerte dando toda la información necesaria. Pero recuerda, nunca debes generar perjuicio para la privacidad de la persona en cuestión. Aunque, como es lógico, en estos momentos tu abogado será tu mejor aliado para saber hasta dónde puedes llegar.

En resumidas cuentas, siempre debes guardar el secreto profesional y mantener en privado toda la información que los pacientes te facilitan durante las sesiones. Se trata de un derecho y un deber que tienes que cumplir para ejercer en el marco de la legalidad.

Eso sí, si te ves afectado por alguna de las tesituras que se comentan dentro de las excepciones, te recomendamos que siempre te informes muy bien, con tu abogado y tu Colegio Oficial de Psicólogos, para realizar lo correcto y no perjudicar a nadie.

Artículos relacionados

¿Es obligatorio que mis pacientes firmen la protección de datos en mi clínica?_imagen

¿Es obligatorio que mis pacientes firmen la protección de datos en mi clínica?

Con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en 2018, las clínicas médicas deben cumplir con estrictas normativas para garantizar la seguridad y privacidad de los datos de sus pacientes.

Miranda Bravo

Calendario del contribuyente, ¿cómo cumplirlo en mi clínica?_imagen

Calendario del contribuyente, ¿cómo cumplirlo en mi clínica?

La adecuada planificación y conocimiento del calendario del contribuyente no solo evita sanciones y recargos, sino que también garantiza la salud financiera de tu centro.

Miranda Bravo

¿Qué debo tener en cuenta ante una inspección de Hacienda en mi clínica?_imagen

¿Qué debo tener en cuenta ante una inspección de Hacienda en mi clínica?

La visita de la Agencia Tributaria puede generar inquietud, especialmente en un entorno tan específico como el de las clínicas. Sin embargo, con una adecuada preparación y conocimiento, puedes afrontar esta situación con seguridad y confianza.

Miranda Bravo