logo_archivex

Tipos de contratos laborales para conseguir profesionales en tu clínica

Por Miranda Bravo @ 03/06/2024

Recursos Humanos
Ver otros artículos de Archivex Clinical Academy

contrato temporal clínica

La Reforma Laboral del 2021 supuso grandes cambios en las modalidades de contratos de trabajo, por ello es vital que estés familiarizado con los diferentes tipos de contratos, sus características y requisitos.

Sabemos que conoces a la perfección las características de un contrato de trabajo, al menos las básicas, pero, ¿sabes cuáles son los diferentes modelos? En España, según la normativa y lo recogido en la guía de contratos, enmarcada dentro del Ministerio de Trabajo y Economía Social; existen 4 tipos de contratos laborales aplicables según las distintas situaciones, tanto de la empresa como del trabajador en sí.

Como gerente de tu clínica, es fundamental que los conozcas y sepas sus características, pues deberás tomar las mejores decisiones en cuanto a contratación de personal para alcanzar el éxito y lograr la mejor atención de los pacientes y, al mismo tiempo, una buena rentabilidad.

Cada uno de los modelos de contrato tiene unas características propias, por lo que entenderlas es el primer paso para poder decidir qué te conviene en cada momento o, por otro lado, con qué tipo de contrato suplirías las necesidades a las que te enfrentas. ¡Vamos allá!

Modelo de contrato indefinido

Hoy en día, la mayoría de los contratos laborales que se formalizan, se conciertan por tiempo indefinido, tal y como se preveía con la nueva Reforma Laboral.

Un contrato de trabajo indefinido, es aquel en el que no se establecen límites de tiempo en cuanto a la prestación de los servicios, es decir, en cuanto a la duración del propio contrato. Se podría decir que es el más seguro y estable para los empleados, ya que brinda mayor seguridad laboral y estabilidad. Está regulado por el Estatuto de los Trabajadores y, además, puede ser a tiempo completo o jornada parcial.

En tu caso, contratar a profesionales de manera indefinida puede resultar beneficioso, por el hecho de que hay puestos que requieren de continuidad y estabilidad, logrando así una mejor atención al paciente y una gestión administrativa de calidad.

Imagina tener que estar renovando el contrato de tu fisioterapeuta o teniendo que buscar uno nuevo cada dos por tres, ¡es inviable! Contar con una plantilla asentada y unida es un gran beneficio para ti, para tu clínica y, sobre todo, para los pacientes que atendéis cada día.

En este supuesto, debes ser previsor y tener una pequeña cantidad de dinero apartada para poder hacer frente al despido si las cosas se torcieran y se diera esa situación. En fundamental para garantizar la viabilidad del negocio.

Modelo de contrato temporal

El contrato temporal, ahora llamado contrato de duración determinada tras la reforma laboral, es un tipo de contrato no indefinido que recoge una relación laboral entre empresario y trabajador por un tiempo determinado.

Dentro de la normativa actual, este tipo de contrato estará estrictamente ligado a circunstancias de producción o por sustitución de otra persona trabajadora que cause baja. De esta manera, se limita el abanico de situaciones en las que resulta aplicable esta modalidad, favoreciendo el contrato fijo discontinuo o el contrato indefinido.

A raíz de la reciente reforma laboral del 2022, el contrato eventual que se realiza por circunstancias propias de la producción, responde a la necesidad de la empresa de suplir la necesidad de ajustar el personal para abarcar el aumento de carga laboral.

Esto quiere decir que, si por ejemplo, hay un periodo donde tengas más consultas en tu clínica, puede que te sea útil realizar contratos eventuales para poder atender a todos los pacientes que acuden buscando atención.

Este modelo de contrato puede realizarse a jornada completa o parcial y deberá formalizarse por escrito; podrá ser de carácter verbal cuando la duración del contrato será menor de cuatro semanas y en jornada completa, aunque no te lo recomendamos.

Modelo de contrato de formación en alternancia

Sin duda, este tipo de contrato es de los más interesantes para todos aquellos profesionales que siguen estudiando en la universidad, en el ámbito de la formación profesional o en Especialidades Formativas del Sistema Nacional de Empleo. Es el que permite la compatibilidad de la actividad laboral retribuida con el correspondiente proceso formativo que se esté realizando.

En el caso de tu clínica, podría ser de gran utilidad para incorporar a personal en formación, como pueden ser auxiliares de enfermería o recepcionistas, permitiendo que adquieran experiencia mientras reciben la formación específica para el puesto concreto que están desarrollando dentro del sector sanitario.

Modelo de contrato formativo para la obtención de la práctica profesional

En estas situaciones, el puesto de trabajo al que se corresponda este contrato deberá permitir que el profesional obtenga la experiencia necesaria, a partir de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios. Será responsabilidad de la empresa, es decir, tuya y de tu clínica, elaborar el plan formativo individual y específico en el que se detalle el contenido de lo que se desarrollará durante las prácticas profesionales. Además, se deberá asignar un tutor o tutora que cuente con aquella formación adecuada para el seguimiento del plan y la correcta orientación.

¿Diferencias entre estos dos últimos?

Sabemos que estos dos últimos modelos de contratos son bastante similares a simple vista, sin embargo, cada uno tiene unas características muy concretas que los hacen independientes y diferentes.

En cuanto a los requisitos para poder formalizar cada uno de ellos, para un contrato de formación en alternancia no pueden disponer de formación oficial relacionada con el puesto, ya que el fin de este contrato es proporcionársela. Es por ello que está enfocado a jóvenes que no cuenten con estudios para desempeñar esa profesión, concretamente menores de 30 años. Además, este tipo de contratos tienen una gran ventaja para las empresas: tienen un coste de 0 euros en los seguros sociales durante toda su vigencia.

Además, tu clínica se podría beneficiar de una bonificación para la formación teórica y otra bonificación adicional en concepto de tutorización.

Por otro lado, el contrato de prácticas está orientado a aquellas personas con títulos universitarios, técnicos superiores o de grado medio de FP. De esta manera, en su puesto de trabajo, estarán obteniendo la práctica profesional necesaria para completar la formación adquirida durante sus estudios. Eso sí, tan solo puede realizarse durante los 3 años posteriores a la finalización de los estudios, 5 en caso de que la persona tenga reconocida una discapacidad.

¿Sabes cuánto tiempo puede durar cada tipo de contrato?

En el caso del contrato de formación en alternancia, la duración mínima es de 3 meses, mientras que la máxima es de 2 años. No se permiten prórrogas; una vez que finaliza, se extinguirá la relación laboral entre tu clínica y la persona contratada.

En cuanto al contrato de prácticas, los tiempos están más ajustados. El tiempo mínimo para mantener el contrato es de 6 meses, mientras que solo puede alargarse un máximo de 1 año.

En resumidas cuentas, contar con profesionales de calidad en tu clínica será fundamental para garantizar el trato inmejorable hacia tus pacientes y la gestión eficiente de los recursos como el tiempo o el material. Es por ello que debes conocer los diferentes tipos de contratos que existen para, a conciencia, contratar a personas que encajen con tus principios, necesidades y expectativas.

Apuesta por una plantilla estable, pero no le cierres las puertas a contar con talento fresco en formación, ya que podría suponer un impulso para el ambiente laboral y si quedas satisfecho con su trabajo durante el periodo de prácticas, podrás darle la posibilidad de quedarse contigo y seguir creciendo juntos.

Artículos relacionados

¿Cómo gestionar las vacaciones de los empleados de mi clínica?_imagen

¿Cómo gestionar las vacaciones de los empleados de mi clínica?

¿Alguna vez te has agobiado tratando de organizar las vacaciones de tus empleados? Es cierto que puede ser una ardua tarea, pero si eres previsor, te organizas bien y cuentas con un programa que te ayude, ¡todo será más sencillo!

Miranda Bravo

Tipos de despidos en mi clínica_imagen

Tipos de despidos en mi clínica

El despido se entiende como la decisión unilateral, por parte del empresario, para terminar la relación laboral que mantiene la empresa con el trabajador. Sin embargo, no todos los despidos son iguales ni tienen los mismos desencadenantes.

Miranda Bravo

¿Cómo elegir al mejor profesional para mi clínica de fisioterapia?_imagen

¿Cómo elegir al mejor profesional para mi clínica de fisioterapia?

Encontrar al profesional que estás buscando puede convertirse en algo tedioso y largo. Sin embargo, si tienes en cuenta algunas cuestiones, puedes agilizar la selección y acertar con tu elección a la primera

Miranda Bravo